Análisis de la película X-Men: Fénix Oscura

1 Minutos de lectura

Año: 2019

País: Estados Unidos

Director: Simon Kinberg

Reparto: Sophie Turner, James McAvoy, Michael Fassbender, Jennifer Lawrence, Jessica Chastain, Nicholas Hoult …

Género: Ciencia ficción. Acción | Superhéroes. Cómic. Marvel Comics. Años 70. Años 90. Extraterrestres. Secuela

Sinopis:

Los X-Men se enfrentan a su enemigo más poderoso: uno de sus miembros, Jean Grey. Durante una misión de rescate en el espacio, Jean casi muere al ser alcanzada por una misteriosa fuerza cósmica. Cuando regresa a casa, esa radiación la ha hecho más poderosa, pero mucho más inestable. Mientras lucha con la entidad que habita en su interior, Jean desata sus poderes de formas que no puede controlar ni comprender. Jean cae en una espiral fuera de control haciendo daño a aquellos que más ama y empieza a destruir los lazos que mantienen unidos a los X-Men.

Opinión personal de Tamara López:

¿No os ha pasado alguna vez que, cuanto más malas son las críticas, más ganas os dan de ver algo? Pues eso es lo que me ocurre a mí siempre, y es lo que me ha sucedido con X-Men: Fénix Oscura. Yo no soy crítica de cine, simplemente una amante de él que da su sincera y humilde opinión, por lo que no voy a ver una película libreta en mano para apuntar hasta el más mínimo error que vea. Sencillamente, me siento en la butaca y me dejo llevar. Y qué queréis que os diga, tan mala no será esta Fénix Oscura que no me permitió parpadear ni dio paso al aburrimiento en ningún momento.

Es cierto que es más emotiva, pero siendo fan de los mutantes resulta bonito. Ver la infancia de Jean Grey, y los motivos que la llevan a convertirse en la mayor enemiga de su familia me ha encantado. Durante una misión en el espacio, resulta alcanzada por una fuerza cósmica que la convierte en una mujer muy poderosa, pero que también acaba con su estabilidad mental. Así, comienza a hacer daño a los suyos, algo que conlleva a una pérdida que a mí, personalmente, me dio mucha rabia y mucha pena a partes iguales.

“Y, por cierto, aquí las mujeres siempre acaban salvando a los hombres, así que quizás deberías plantearte cambiar el nombre a X-Women».

Y qué voy a decir de los personajes, si todos, absolutamente todos me encantan. Tengo que reconocer que Charles Xavier, a veces, me cae muy, muy mal, sobre todo cuando antepone los poderes a las personas que los hacen posibles. Sin embargo, cada vez me gusta más Magneto (igual tiene algo que ver que lo interprete Michael Fassbender), pues me parece más leal y más noble que el doctor, que se las da de bueno y la caga una y otra vez.

El elenco es magnífico. Por supuesto, tiene mucho que ver que esté mi amada Jennifer Lawrence (me pone mucho esta mujer, qué vamos a hacerle), o actorazos de la talla de James McAvoy (Múltiple, Glass), Jessica Chastain (Criadas y señoras) o Sophie Turner (Juego de Tronos).

En definitiva, que aunque las críticas la hayan puesto a parir en su mayoría, a mí me ha parecido un cierre de saga muy bonito y emotivo, y la he disfrutado de principio a fin. Que sí, que no está a la altura de otras películas de los mutantes… pero eso pasa hasta en las mejores familias.

 

Lo mejor: Jennifer Lawrence. El elenco. Muy emotiva. Fassbender.

Lo peor: que da penilla que se acabe.

 

Chica Sombra

Compartir entrada:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *