Dañino enemigo

suicidio_int

 

(3er premio del IV certamen de microrrelatos de San Fernando)

En un lugar de la mancha espesa de babas, pringosa y emblanquecida por los jugos gástricos, podía verse el reflejo de la luz fluorescente del cuarto de baño.

Apenas podía abrir los ojos, pero ella esbozó una pequeña sonrisa. Tirada en el frío mármol que conformaba el enlozado del aseo, seguía apretando entre las manos el bote vacío de pastillas que se había tragado de un golpe.

Ahora descubría que no era tan cobarde como se había creído durante toda su vida. Que tenía agallas, que le sobraban los cojones… ¿cuántas otras cosas desconocería de ella misma?

Ya era demasiado tarde para eso.

Se estaba apagando, y supo que todo iba a terminar.

Por fin.

Solo deseó con todas sus fuerzas que en el cielo no existieran los espejos.

 

DANIEL FOPIANI

Be the first to comment on "Dañino enemigo"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*