De aquellos polvos, estos lodos

poema

poema

De aquellos polvos, estos lodos.

Y llegó la primera ola de esta inmensa marea

avisando de una devastadora resaca

amenazante de dolor y muerte.

Una onda expansiva con

estertores de eco pasado.

Sirva quizás para aprender

que si tiras una piedra al mar,

éste te puede salpicar.

No es tiempo de lamentos,

no recéis por sus almas.

Pues

entre rezo y rezo

se desangran

los que no practican

el dogma de los que matan.

DON COBACHO

Compartir entrada:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *