El escritor

Calavera-981107

 

 

Todos creyeron que había muerto. Incluso ella, cuyas palabras me atravesaron la sien como un disparo dejando un orificio de bala limpio y con salida. Yo, en el suelo y de cúbito supino, me hice el muerto. Me metieron en el ataúd y en él he encontrado mi despacho. Dicen que los escritores escribimos mejor en el desamor y a solas. Aquí no me molesta nadie. Intentaré terminar el capítulo antes de que me devoren los insectos.

 

PACO RAMOS

 

 

microrrelato, escritor, muerte

Be the first to comment on "El escritor"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*