Entrevista a Abraham Aguilar, autor de «La piedra caída del paraíso»

La piedra caída del paraíso es el thriller histórico que Abraham Aguilar, natural de Lleida, empezó a escribir hace diez años. Tras un riguroso ejercicio de investigación, se lanzó a publicar una novela que relaciona la historia cátara con el Santo Grial y con la leyenda de Parzival. Un libro que desde su publicación se ha mantenido en el top de las principales plataformas digitales y que está recibiendo muy buenas críticas.

Charlamos con Abraham en esta entrevista.

– La piedra caída del paraíso, se mantiene en los primeros puestos de sus categorías en las principales plataformas de venta, así que, enhorabuena. ¿Te lo esperabas?

Muchas gracias. La verdad es que no me lo esperaba, y al ser mi primera novela no tenía ninguna idea de cómo funcionaban las plataformas digitales. Supongo que una sinopsis interesante junto con un precio muy atractivo de la versión digital ha ayudado a atraer el interés de los lectores.

– Cuéntanos con tus palabras de qué trata esta novela que está llegando a tantos lectores.

La novela gira en torno a la relación de los cátaros con la leyenda del Parzival, uno de los primeros romances del Grial. A partir de esta premisa nos encontramos con un thriller histórico que se inicia con la aparición de dos religiosos asesinados junto a una cruz occitana, y que dará comienzo a una investigación policial por parte de los Mossos d’Esquadra. Encontraremos a varios personajes que participarán en la investigación, además de los policías, o que se verán envueltos en la trama. Un anciano obsesionado con desentrañar el misterio de la piedra caída del paraíso, un ladrón de arte medieval, un catedrático de historia, y algunos más. Pronto aparecerá la cuestión sobre si esos dos hombres asesinados podrían guardar alguna relación con la religión cátara a la vez que nos adentramos y conocemos algunos sucesos recientes relativos al mercado negro de compra venta de obras de arte. Todo ello situado en algunos de los enclaves más representativos del arte románico catalán, que a la postre también será importante en la resolución de la trama.

– La literatura lleva mucho tiempo recogiendo historias sobre los cátaros y el Santo Grial, ¿no te daba miedo escribir sobre algo ya manido?

Es cierto que el Santo Grial es una temática de la que existen infinidad de obras. Respecto a la historia cátara, en el momento que empecé a escribir esta novela, hace ya diez años, no había tanta literatura, si bien es cierto que en los últimos años han aparecido varias obras de escritores de reconocido prestigio. Sin embargo, la piedra caída del paraíso se centra en la leyenda del Parzival, una de las grandes obras de la literatura universal y bastante desconocida en España, por lo que creo que es en este punto donde residía la originalidad de la novela, y siempre he pensado que estaba ofreciendo una historia diferente al lector.

– Abraham, suelen decir también que las comparaciones son odiosas… ¿Qué pasa si te comparamos por ejemplo con Dan Brown o Umberto Eco?

Te diría que aún me faltan muchas horas de escritura para llegar a acercarme a alguno de ellos, especialmente a Umberto Eco, al que considero un gran escritor en cuanto a forma y contenido. Respecto a la novela, creo que el lector sí que puede encontrar un thriller al estilo de Dan Brown pero sin ningún tipo de gran conspiración que salpique la trama… y también la minuciosidad histórica en la documentación que destila la prosa de Umberto Eco.

– Deduzco que la investigación ha sido ardua… ¿Alguna anécdota de tu proceso de investigación? ¿Algo que encontrases y te gustase especialmente? ¿A qué fuentes has acudido?

Como podrás imaginar he acudido a muchas fuentes, desde consultar algunos de los pocos escritos cátaros en la biblioteca de la faculta de Geografía e Historia de la UB, hasta leerme la Biblia, el Parzival varias veces o visitar algunos de los enclaves donde transcurre la novela como el MNAC o las iglesias románicas de Terrassa. Todo ello sin obviar que la mayor parte de la investigación la he realizado a través de internet, donde existe mucha información de dudosa procedencia, pero también información muy valiosa, como el relato del cronista de Terrassa los días siguientes del estallido de la Guerra Civil que aparece en la novela. En cuanto a anécdotas, la primera lectura del Parzival la tuve que hacer en inglés porque el libro en español no estaba en stock, y se me hizo muy difícil incluso con el diccionario al lado, también cabe decir que en aquel momento acababa de llegar a Australia y mi inglés era muy primitivo. Lo que más me gusta de la investigación es cuando encuentro información sin proponérmelo que de alguna manera se puede incorporar al relato. En este sentido compré un libro durante una visita a la abadía de Poblet que trataba sobre los cátaros en Cataluña, y en otra ocasión encontré otro libro en Córdoba, Historia General de Al-Ándalus, que me ayudó a perfilar algunas cuestiones religiosas y luchas de poder durante la Edad Media que aparecen en la novela. Profundizar en el robo del Beato de Liébana de La Seu d’Urgell o descubrir la historia de Erik el Belga también me ha llenado de satisfacción.

– ¿Por qué has decidido editar con Caligrama?

La razón principal para editar con Caligrama fue que me gustaba su edición en papel, y al ser mi primer libro, quería que el trabajo fuera de calidad. Si a esto le unimos que tiene una gran red de distribución a través de Penguin Random House y que la obra opta a los premios Caligrama, consideré que era la mejor opción.

– A veces pensamos también que detrás de las novelas o thrillers históricos están catedráticos o personas relacionadas con el tema, sin embargo, Abraham Aguilar se encarga del marketing de empresas de moda. Háblanos un poco de ti, para que conozcan quién está detrás de La piedra caída del paraíso y por qué decidiste escribir sobre hechos históricos.

Desde la adolescencia siempre tuve claro que iba a escribir un libro, hice incluso algunos escritos, pero antes de ponerme en serio quería acabar primero los estudios y encarrilar mi vida profesional. Como los números siempre se me habían dado bien, estudié primero Ciencias Empresariales y después Investigación y Técnicas de Mercado, para trabajar con algo relacionado con los análisis de datos. Cuando finalicé los estudios, comencé a formarme como escritor y a leer mucho. Momento que coincidió con un viaje de unos seis meses a Australia para aprender inglés, había estudiado francés en el instituto, y de eso hace ya nueve años. Conseguí entrar el mundo del marketing digital y ahí sigo, como residente australiano y con una hija de dos años nacida en Melbourne.

Decidí escribir sobre hechos históricos porque me apasiona la historia y porque en aquellos momentos era un adicto a los thrillers históricos. Si tuviera que volver a estudiar posiblemente elegiría la carrera de Historia o Arqueología.

– ¿Qué te gustaría conseguir con esta novela?

Me gustaría que el lector disfrute de una lectura amena, tanto por la trama como por el estilo de escritura, a la vez que conoce, con el máximo de rigor histórico, la religión cátara, el arte románico y demás sucesos históricos, así como la leyenda del Parzival.

– ¿Qué consejo le darías a un escritor que va a escribir una novela histórica por primera vez?

Que investigue y que lea el mayor número de fuentes posibles. A pesar de ser ficción, el autor debe intentar reflejar los hechos de una manera acertada para que los lectores no se sientan defraudados.

– ¿Futuros proyectos?

Por el momento solo tengo varias ideas en la cabeza, pero ninguna se atreve a coger forma. Lo que sí es seguro, es que comenzaré otra novela este 2020 y que será un thriller. Mientras tanto, continúo leyendo y haciendo pequeños ensayos de estilo.

 

Por Eva Fraile, de La Reina Lectora

Compartir entrada:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *