Érase una vez en… Hollywood

Año: 2019

País: Estados Unidos

Director: Quentin Tarantino

Reparto: Leonardo DiCaprio, Brad Pitt, Margot Robbie, Emile Hirsch, Margaret Qualley, Al Pacino, …

Género: Thriller. Drama. Comedia | Años 60. Cine dentro del cine. Comedia negra. Crimen

Sinopsis:

Hollywood, años 60. La estrella de un western televisivo, Rick Dalton (DiCaprio), intenta amoldarse a los cambios del medio al mismo tiempo que su doble (Pitt). La vida de Dalton está ligada completamente a Hollywood, y es vecino de la joven y prometedora actriz y modelo Sharon Tate (Robbie) que acaba de casarse con el prestigioso director Roman Polanski.

Opinión personal de Chica Sombra:

Con lo mucho que me gusta Tarantino, hasta a mí me sabe mal lo que voy a decir a continuación, pero no solo esta vez no me ha convencido, sino que ni siquiera me ha gustado. Por supuesto, tiene cosas buenas y voy a empezar por ellas.

La ambientación y la época son fascinantes, ya que con lo peliculera que soy yo, que me trasladen al Hollywood de los 60 es una maravilla, más que nada por ver el mundo del espectáculo desde dentro, y también el auge del movimiento hippie.

Por supuesto, el reparto. Leonardo Di Caprio está tan fabuloso como siempre, demostrando una vez más que no solo es una cara bonita, sino un actor de la cabeza a los pies. Brad Pitt también está genial, sobre todo porque me ha regalado, bajo mi punto de vista, la que ha sido la mejor escena de la película, ya en la recta final. Margot Robbie me parece que está muy desaprovechada, porque a pesar de que físicamente podría pasar por una hermana de Sharon Tate, pinta poco en la película más que el papel de mujer florero.

Y ahí es donde voy a entrar en lo que más me ha defraudado, aunque no sé cómo hacerlo sin soltar ningún spoiler. Solo voy a decir, respecto a la trama de Sharon Tate, que me he llevado un chasco muy gordo. Conozco su historia, he leído mucho, muchísimo sobre ella, y que Tarantino haya hecho un “ojalá” con este tema no me ha convencido.

Por otra parte, se me ha hecho muuuuuuy larga y pesada, sobre todo para lo que cuenta, ya que perfectamente le sobra una hora de metraje.

Eso sí, el final, ay, ese final que nos regala Brad Pitt es APOTEÓSICO. He disfrutado como una enana, y ahí sí vi al Tarantino que me fascina, con la mala leche explícita que lo caracteriza. ¿La pena? Que me aburrí mucho hasta llegar a él, y eso, señoras y señores, sí que no me lo esperaba.

Lo mejor: la escena final con Brad Pitt. El reparto. La ambientación y la época. La escena con Bruce Lee.

Lo peor: el cambio en la historia de Sharon Tate. Se hace muy, muy larga.

 

 

Chicasombra

Compartir entrada:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *