Eugenio Mengíbar

0 Minutos de lectura

 


 

 

Mi nombre es Eugenio Mengíbar Gómez y me convertí en verdadero lector cuando Los batautos hacen batautadas supuso la primera lectura obligatoria en el colegio. Me convertí en amante de la literatura cuando años después leí a Tolkien, viajé con Tolkien, más bien. En el otro lado del espejo la primera película que recuerdo con emoción es una Pandilla alucinante. Me convertí en adicto al cine cuando descendí el curso del río oscuro hacia el corazón de las tinieblas junto al Capitán Willard, en busca del Coronel Kurtz.

Como colaborador y miembro cofundador de la Revista Cultural RSC siempre me he inclinado por textos de ciencia ficción y terror, al igual que por los artículos relacionados con el cine y su unión con la literatura en las adaptaciones cinematográficas.