Inspector solo, de David Jiménez el Tito

Nueva lectura. Nueva reseña. Y para mí, el descubrimiento de un nuevo escritor. David Jiménez El Tito, nacido en la ciudad de Cartagena. Además de ejercer el oficio de la escritura, actualmente trabaja en Castellón como agente marítimo de vigilancia aduanera.

Mi valoración:

‘’Inspector solo’’ (Off Versátil), es la obra de la que os voy a hablar. Esta es su segunda novela publicada. La primera fue ‘’Muertes de sobremesa’’ (Acen), que además es la primera parte de esta trilogía. Pero no os alarméis, no pasa nada. Podéis leer Inspector solo porque David Jiménez El Tito hace que la leas sin sentirte perdido. Te va orientando en cada capítulo y se hace muy fácil de leer. No tiene un exceso de personajes y la trama está bastante trabajada.

Como protagonista principal nos encontramos con un inspector de policía llamado Marcial Lisón. Este nombre no se os va a olvidar ya que tiene una personalidad bastante complicada. Un carácter antisocial que solo le hace sentirse bien con su galgo, Sola.

Una noche se despierta en su coche, borracho y sin poder recordar nada, frente al domicilio de una prostituta llamada Sasha, la cual han asesinado.

¿Quién es Sasha? Os preguntareis. Sasha era una prostituta rumana. Pero no a una cualquiera a la que le han arrebatado la vida sin más. Si no que era amiga suya. Digamos que compartía con ella algo más que sexo.

De la noche a la mañana se convierte en el principal sospechoso de la muerte de aquella mujer. Y no puede creérselo. A fin de cuentas ella era muy especial para él y no tiene motivo alguno para matarla. Todas las pruebas lo incriminan y en su cabeza solo hay lagunas de lo sucedido. Demasiadas copas la noche anterior.

Se ve involucrado en la investigación de este asesinato, averiguar quién es el autor del crimen. El problema es que no puede fiarse de sí mismo. Las dudas de lo sucedido aquella noche no paran de aumentar.  Se siente incapaz de superar todo este jaleo y necesita desesperadamente la ayuda de su compañera de trabajo Zoe. La cual, por la especial relación que los une, no duda un segundo en ayudarlo.

Juntos comienzan una dura investigación que mantiene al lector alerta en cada capítulo. Aparecen pruebas y más pruebas. Y también más sospechosos. Algún que otro cliente insatisfecho. Cualquiera podría ser el asesino, incluido Marcial Lisón.

Lo que más me gustó fue la frescura y el lenguaje tan cercano y directo con la que está narrada la novela. Sin tapujos. Como si nos lo estuviera contado nuestro colega. Sin ir más lejos hay una frase de este libro que lo define bastante bien:

‘’Estaba cansado de follársela, sin embargo, se moría de ganas de hacerle el amor’’

Toda la trama ocurre en Cartagena. Ciudad que conozco de primera mano y gracias a ello se me ha hecho más amena la historia por verme sumergida entre las calles y plazas de este libro, queriendo encontrar yo misma al asesino.

Su final es abierto. Podría decirse que la historia puede acabar ahí. Que ha llegado a su fin. Pero no es el caso. Y es que, este escritor, acaba de publicar hace unos meses su última obra titulada ‘’No es tiempo de peros’’, también con la editorial Versátil. No le quitan el ojo de encima. Así que estoy en deuda con vosotros. Leeré este nuevo libro para contaros qué me ha parecido la última parte de esta trilogía.

La escultura de la fotografía está sacada de este fragmento:

´´El Icue, una escultura que representaba a un niño que sostenía, en su mano derecha, un boquerón del que manaba un incesante chorro de agua´´

(Páginas 175-176)

¡Puedes comprar »Inspector Solo» en este enlace!


Más info:

  • Tapa blanda: 376 páginas
  • Editor: Ediciones Versátil; Edición: 1 (4 de septiembre de 2017)
  • Colección: Off Versátil

La vida de Marcial Lisón quedó marcada desde el mismo momento en el que el Asesino del café puso un pie en la ciudad de Cartagena. Descubrir su identidad, dieciocho años después, lejos de haber supuesto un alivio para el inspector, hizo que descubriese que su pasado descansa sobre una mentira con la que es difícil convivir. Desde entonces, Sola, un galgo recogido junto a unos contenedores de basura, se ha convertido en su única familia. Su carácter hosco y alejado de lo políticamente correcto tampoco le ha permitido granjear grandes amistades; más allá de la de Zoe Ochoa, su compañera, y Sasha, una prostituta rumana con la que comparte algo más que sexo. Despertar en el interior de su coche, frente al edificio de Sasha, sin recordar cómo ha llegado hasta allí, y descubrir que la han asesinado, solo será el comienzo de una vorágine autodestructiva que alcanzará su cénit cuando Marcial compruebe que Zoe lo ha traicionado. Pero ¿por qué no recuerda nada de esa noche? ¿Cómo gestionar una investigación en la que las evidencias se empeñan en convertirlo a él en el principal sospechoso? Estos interrogantes sumirán la existencia de Marcial Lisón en una ingobernable zozobra en la que estabilizar su vida y demostrar su inocencia se convertirán en su verdadera obsesión.

Book and Co

Compartir entrada:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *