La carta de tu vida

FuegoCarta relatos sin contrato

 

Soy yo y pienso dártelo todo. Cuando llegue lo habrás notado y desde entonces, seré tuya hasta el final. Nos conoceremos lentamente y nadie podrá ponerle freno a eso. Para empezar te daré sonidos nuevos, a los que contestarás con ruidos melódicos para cualquier oído. No seré yo quien te dará seguridad, porque aún no comprendes que no quiero abandonarte. Veremos la luz juntos, y descubriremos millones de cosas más gracias a mí, porque yo te daré la fuerza, pero solo tú podrás poner las ganas. La curiosidad por probar te alejará de mí, pero haré todo lo posible por quedarme. Te caerás millones de veces, y siempre te ayudaré a levantarte. Toda la culpa siempre será mía y cargaré con ella orgullosa. A mí, simple luchadora, me llamarás puta, pero no seré tonta ni asesina, ni jugaré con tu destino. Desearás no haberme conocido pero aun odiándome no me dejarás, y cobarde de aquél que lo hiciera. Con el tiempo aprenderás a apreciarme y comprenderás muchas cosas: ¡Qué no hay mal que cien años dure!, ¡Que los problemas son menos problemas! o que los precios siempre suben… Uno de esos días me tendrás un miedo espantoso, porque ya no serás capaz de comprender que no quiero abandonarte. Veremos la oscuridad juntos, y aun no habrás entendido muy bien eso de ¡Todo se acaba!… Pero cuando ese día se acerque ya habrás llegado a numerosas metas, algunas meritos propios, otras consecuencias de relaciones que facilitarán mi trabajo. Habrás logrado objetivos que cuando nos conocimos ni siquiera pasaban por tu mente. Incluso soy capaz de asegurarte que tendrás el don de dar lo mismo que un día recibiste, a mí.

Fdo. Tu vida.

J.J.AGUILERA

Be the first to comment on "La carta de tu vida"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*