La ira del insecto, de Antonio J. Ruiz Munuera.

3 Minutos de lectura

Sinopsis:

Una vieja historia de venganza.

Una huída en el tiempo, desde un campo de exterminio en Croacia hasta Lorca, una tranquila ciudad del sureste español.

Una novela policíaca empapara de humor negro y ficción pero a un tiempo, descarnada y real.

Reseña:

Novela corta premiada por el gobierno de Cantabria en su XXII edición y con la que Antonio nos va a trasladar en el tiempo a los últimos años de la segunda guerra mundial y a los años 90 y en el espacio desde Croacia hasta Lorca , Águilas o Almería, con un relato trepidante que no va a dar tregua desde la primera página.

Siempre he dicho que una buena novela es aquella que tiene una buena historia y que además está bien contada, esta que hoy nos ocupa es una de esas en las que el fondo y la forma se unen para dar todo un espectáculo de narrativa. Antonio ha creado una novela donde las palabras están hábilmente elegidas y puestas en el lugar oportuno, haciendo alarde de una maestría ejemplar a la hora crear unos personajes que van a sufrir su particular metamorfosis hasta convertirse en lo que son al final de la novela.

Estructurada en cinco partes en las que al inicio hay una breve descripción del estado por el que pasan los insectos durante su proceso de vida (Corion, Égida, Exuvia, Crisálida e Imago) en un guiño metafórico con las fases de crecimiento interior de sus personajes. Unos personajes que se mueven en un mundo de drogas, prostitución , tráfico de mujeres y otras actividades que no suelen ser con las que conviven las mayoría de los humanos y que estallaran cuando aparezca muerto en una plaza de Lorca el hermano de Jarri, Rodrigo, en lo que parece un ajuste de cuentas.

Vuelven a reunirse en esta trama los principales personajes de su anterior novela , ojo de pez , sin que esto sea un condicionante a la hora de leer esta historia.

Muy bien ambientada en la década de los noventa en la ciudad de Lorca, de donde es el autor, y que encaja como un guante en esta trama en la que a través de una prosa bien elaborada, contundente y a veces exquisita, vamos a descubrir unos escenarios con mucha fuerza donde se desenvuelven los personajes en una vorágine de violencia y muerte, mientras el Inspector Lucas Daireh intentará estrechar el cerco y dar con el asesino de Rodrigo.

Por otro lado vamos viajar hasta la Croacia de 1945 donde a finales de la segunda guerra mundial los Ustacha, una facción tremendamente violenta que cometieron miles de crímenes contra Serbios, gitanos, comunistas o judíos en campos de concentración. De allí partirán huyendo dos de los responsables de esas muertes y después de varios meses recalarán en la tranquila ciudad de Lorca.

Hay en esta novela muchas referencias cinematográficas y sobre todo un poso de humor negro que sin abandonar la seriedad de una trama de crimen y violencia hacen que la lectura sea un auténtico placer.

Como he dicho se trata de una novela corta y por eso tampoco se puede contar mucho mas sin destripar cosas de la misma. Sin duda es una novela muy recomendable y como apuntaba el jurado que le concedió el premio en Cantabria: la trama está muy bien «descrita» y que incluso podría ser un «magnífico» argumento para una película o una serie.

 

El Vino:

Siendo Lorca el principal escenario de la trama de La ira del insecto el vino tenía que ser este LORCA de Bodegas del Rosario de la D. O. Bullas, Murcia.

Es un vino elaborado con un 85% con uvas de la variedad Monastrell, la predominante en la Región de murcia, y un 15% de Syrah.

Las uvas han sido seleccionadas en su momento óptimo de madurez para ofrecer un vino de cuerpo medio, fresco y muy afrutado.

A la vista se presenta de un color granate intenso con reflejos de picota, muy limpio y brillante. En nariz sorprende la intensidad de su aroma en la que destaca la madera tostada y algo de fruta roja.

Ya en la boca es agradable, fácil de beber y con una acidez muy equilibrada. La fruta y la madera se dejan notar en cada trago haciendo que sea un vino muy redondo en el paladar y que deja una buena sensación. No es demasiado goloso y eso lo hace ideal para acompañar aperitivos y primeros platos, además de tener un precio muy asequible manteniendo así una buena relación calidad/precio.

Esta añada de 2015 ha sido galardonada con la medalla de oro en el concurso Mundus Vini en 2016y 2018 y con la medalla de oro en el Berliner Wein Trophy 2018

Las Bodegas del Rosario se encuentran el el municipio de Bullas donde ya desde los tiempos de dominación romana se producía vino. Con la Monastrell como cultivo de referencia en este idílico paraje se elaboran vinos que están adquiriendo fama mundial y que son exportados a muchos países.

El Autor:

Antonio J. Ruiz Munuera nació en Lorca en 1966, es profesor de Educación Secundaria, fotógrafo amateur y escritor. Ha publicado Ojo de pez (XX Premio Nostromo de Novela 2016), La luz de Yosemite (Finalista del XVI Premio Internacional de Novela de Montaña, Viajes y Aventuras 2015), Aguaguía (Premio Centro de Recursos de Educación Ambiental de Murcia 2015). La ira del Insecto (Premio Literario del Gobierno de Cantabria XXII Edición del Premio de novela corta José María de Pereda 2018) es su última obra.

 

Manuel Acosta

Compartir entrada:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *