La perfección

Año: 2018

País: Estados Unidos

Director: Richard Shepard

Reparto: Allison Williams, Logan Browning, Alaina Huffman, Steven Weber, Glynis Davies, Winnie Hung, …

Género: Terror | Thriller psicológico. Música

Sinopsis:

Una chica prodigio obsesionada con alcanzar la perfección tocando el violonchelo comienza a sufrir una serie de cambios siniestros en su vida.

Opinión personal de Chica Sombra:

Siempre que puedo evitarlo, no leo la sinopsis de la película que voy a ver o del libro que voy a leer. Con “La perfección” lo conseguí, por lo que iba totalmente a ciegas. De todas formas, leyéndola ahora, creo que no expresa para nada lo que encontramos visionándola. Os recomiendo encarecidamente que hagáis lo mismo, si podéis, porque adentrarse en ella sin tener ni puta idea de lo que os espera, es la mejor baza para que la disfrutéis tanto como yo, y para que os dejéis sorprender por los giros que contiene.

Allison Williams (Déjame salir) interpreta a Charlotte, ex niña prodigio del violonchelo que tuvo que abandonar la prestigiosa academia musical en la que vivía, para cuidar de su madre enferma durante diez años. Ahora, siendo ya una adulta y retirada de la música, su madre fallece y ella decide hacer una visita a la escuela, y de paso conocer a Elizabeth, la nueva promesa del violonchelo, y la niña mimada del director. El encuentro entre ellas nos llevará a situaciones delirantes, inesperadas y muy, muy disfrutables para amantes de películas como “Tusk” o “Very Bad Things”.

Por supuesto, no es una obra maestra, pero a mí me ha gustado muchísimo más de lo que esperaba. Es un espectáculo, una película de terror que no tiene ningún tipo de pudor ni de vergüenza, y eso siempre es de agradecer, sobre todo para los que gustamos de escenas explícitas e inesperadas.

Las dos protagonistas están muy correctas en su intepretación, pero a mí me ha ganado Allison con su Charlotte, un personaje lleno de matices, de grises, de ases bajo la manga, que, en el momento menos esperado, saca un conejo de la chistera y nos deja con el culo torcido. Además, tanto la fotografía como la banda sonora son espectaculares.

Yo me quedo, sin duda, con el viaje de las protagonistas en autobús, porque es el punto álgido del filme.

Lo mejor: lo inesperado de algunos giros.

Lo peor: que vaya a pasar sin pena ni gloria.

 

Chicasombra

Compartir entrada:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *