Las manos del tiempo

1 Minutos de lectura

Quisiera coger las manos del tiempo, sentir su tacto fresco y familiar, mirarle a los ojos y girar. Dar vueltas y vueltas hasta regresar a aquel momento en el que te conocí. Si pudiera volver atrás en el tiempo, corregiría mis defectos antes de tenerlos y evitaría las diferencias para así seguir unidos por siempre. Haría que todo fuera perfecto desde el primer momento. Volvería a darme un vuelco el corazón al descubrir un pedacito de mí en tus ojos. Volvería a enamorarme de ti. Me emocionaría con el primer te quiero, los primeros besos, las primeras caricias. Crearía un millón de recuerdos inolvidables y los inmortalizaría de la forma más bella posible. De esta forma, sonreiríamos al reencontrarnos con esos retazos de nuestra vida muchos años después.

Intenté alcanzar las manos del tiempo, pero sus finos dedos se escurrieron entre los míos. Las horas y los días siguen pasando y todo lo que estaba roto sigue tal cual. Los defectos se hacen montañas, las diferencias murallas impenetrables. Por el camino vamos dejando un poco de nosotros y el tiempo, caprichoso, me da la espalda cuando más lo necesito. Al tenderle la mano para que me guíe hacia el mañana, sus dedos se desvanecen en mi piel dejando un rastro frío y húmedo. Puede que el tiempo no quiera darme lo que quiero en el pasado, pero sí en el futuro. Está ahí, presente mientras las equivocaciones se olvidan, los defectos se aceptan y el dolor se perdona. Puede que, las manos del tiempo no me arrastren hacia atrás, sino que me empujen hacia adelante, obligándome a ser yo quien ponga las cosas en su lugar.
El tiempo no tiene un efecto directo en los problemas mundanos, pero sí apoya sus manos en nuestros hombros animándonos, creyendo en nosotros y dándonos la esperanza y el espacio que necesitamos para superar cualquier obstáculo que se nos ponga por delante.

 

Mari Carmen Boy Ruiz

 


 

Compartir entrada:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *