¡Millones evaporados!

1 Minutos de lectura

 

Por ser de interés público reproducimos varios fragmentos del reporte conjunto de los Ministerios del Tesoro Atesorado y del Pulcro Esmero. El documento original, en poder de esta revista, nos fue proporcionado por la agencia Snowden: Filtering Services Inc., con sede en  algún lugar de la Red Mundial. El cuerpo del informe se explica por sí solo. Enseguida algunos fragmentos del documento.

Conforme a precisas instrucciones, procedimos al inventario de los bienes en el lago La Encantada, encontrando un faltante de varios millones, aún por cuantificar. Nuestros actuarios —especializados en sondeos de aguas profundas— afirman que han desaparecido, al menos, doscientos millones de litros. De inmediato, el Ministerio del Tesoro Atesorado dio parte de la grave situación al Ministerio del Pulcro Esmero, el cual procedió al arresto expedito de los sospechosos a mano.

Este Ministerio del Pulcro Esmero, con la asistencia del Ministerio del Tesoro Atesorado, procedió al interrogatorio de los presuntos involucrados. De las pesquisas realizadas con las más avanzadas técnicas de investigación criminalista, este Ministerio concluye que está en marcha una vasta conspiración, misma que podría llegar a niveles del más alto rango en la diplomacia internacional.

Se cree que los conjurados actúan sometidos a una férrea consigna, pues al ser interrogados por nuestros mejores agentes, todos respondieron con frases en clave. Para corroborar esta hipótesis, reproducimos una parte del interrogatorio, con diferentes sujetos en cada respuesta:

Ministerio del Pulcro Esmero: ¿Para quién trabajas?

Presunto Criminal: ¡Cuac!, ¡Cuac!.

MPE: ¿Dónde están los millones que faltan?

PC: ¡Cuac!, ¡Cuac!.

MPE: ¿Cómo le hicieron para desaparecerlos?

PC: ¡Cuac!, ¡Cuac!.

MPE: ¿Aplicaron una estrategia de robo hormiga?

PC: ¡Cuac!, ¡Cuac!.

MPE: ¿Quiénes fueron sus cómplices?

PC: ¡Cuac!, ¡Cuac!.

MPE: ¿Cuánto te pagan?

PC: ¡Cuac!, ¡Cuac!.

Como se ve los implicados actúan con perfecta sincronización y disciplina; eso nos hace pensar que recibieron entrenamiento en el extranjero, quizá en el reino de Patolandia, país con el cual no tenemos relaciones diplomáticas.

Desgraciadamente, debemos informar que uno de los patos sufrió un fatal paro cardiaco, durante un interrogatorio de rutina. Prevemos que habrá protestas de la Sociedad Protectora de Animales. Como medida preventiva y correctiva hemos reubicado a los interrogadores involucrados en tan lamentable accidente. También se han recogido todas las cajas tetra pack del jugo de naranja utilizado, sin éxito, para obtener la confesión del pato interfecto. Pensamos que el pato malinterpretó las intenciones de nuestros agentes.

Uno de los cabecillas logró escapar. No obstante, gracias a las detalladas informaciones proporcionadas por un agente encubierto, nuestro dibujante pudo hacer un retrato hablado del maleante. Con satisfacción podemos informar que al evadido se le ha podido ubicar en los Estados Unidos. Se le ha visto en las ciudades de Orlando, Florida y en el parque temático de Anaheim, California, en donde se hace llamar Donald o Daisy. Pronto será capturado.

 

Gustavo de la Rosa Muruato.

 

 

Compartir entrada:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *