“Mucha mierda”

De entre todas las expresiones españolas que utilizamos a lo largo de nuestra vida, desear “mucha mierda” puede parecer una de las más contradictorias. Como bien sabemos, cuando le decimos a alguien “mucha mierda”, o simplemente “mierda”, estamos deseándole, después de todo lo desagradable y escatológico que pueda parecer la expresión, buena suerte.mucha mierda relatos sin contrato

A pesar de que hoy día utilizamos dicha expresión en cualquier contexto en el que se espera tener éxito, realmente comenzó utilizándose en los escenarios y en el mundo del teatro. Pero os preguntareis… ¿por qué mucha mierda para los actores? ¿Qué hay de malo en desear “buena suerte”?¿Acaso le gritamos a Fernando Alonso “¡estréllate con un árbol!” o “¡reproduce el mayor gallo de tu vida!” a los cantantes?

La respuesta se encuentra, una vez más, en la historia. Al parecer el origen de esta expresión se remonta a los siglos XVI-XVII, época en la que el público de clase alta acudía a las representaciones teatrales en carruajes y caballos. Durante la espera a la entrada del recinto, estos simpáticos animales hacían sus necesidades, de manera que cuantos más excrementos hubiese en la puerta, más gente adinerada había acudido a la obra.

¿Y qué tiene esto de importante? se preguntarán. Pues en esta época asistir al teatro era totalmente gratis, de forma que el sueldo de los actores dependía de lo que la gente lanzaba al escenario tras finalizar la función (Hablamos de dinero, por supuesto…), y la clase pudiente solía ser más generosa. Así que imagínese ese momento en el que un miembro de la compañía se asoma para ver cuánta estiércol hay en la entrada y grita “¡mucha mierda!”.

MIRIAM FOPIANI

Be the first to comment on "“Mucha mierda”"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*