Paisaje educativo

0 Minutos de lectura

 

¡Susurro de hojas en blanco en celo!

 

Un par de piernas en el techo se agitan como mandolinas, para ver si atraptan algo de aire.

Los zapatos dormidos se sacuden al levantarse con cada golpe de tiza.

 

Un hombre vestido de paño de cocina mastica un discurso y lo entrega en pedazos babosos y agradables.

 

¡Dulce sabor de los conocimientos!

¡Dulce sabor de las ideas maldigeridas y maldivulgadas!

 

Ojos miran sin ver, se cruzan y bajan los párpados para que los demás no los reconozcan,

Las lapiceras les hacen el amor a anillos, papeles y manos, y acaban por eyacular todo tipo de colores.

 

De repente, una tapa tapa a una pluma, que tapada, calla su lluvia.

 

Dante Sergio Prado

 

 

 

Compartir entrada:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *