Palabra de Dios

La noche cae, brumosa ya y morada.

El firmamento está preparado para una nueva era.dia-de-la-tierra manos relatos sin contrato

Construí y destruí por puro placer,

disfrutando del orgasmo seductor del poder.

Ebrio de energía y hambriento de elogios

busqué en el cielo la compañía, buscaba sentirme orgulloso.

Soy capaz de cualquier cosa, inmortal y todopoderoso.

Vestí al sol con seda dorada,

y a las estrellas les pinté una capa plateada.

Todavía tengo envidia del azar.

Celos de las coincidencias.

Escribo en el libro del destino el camino de todas las cosas,

y la tierra que debía ser blanca es azul, acuosa.

La noche cae, brumosa ya y morada.

Ahora toca descansar. Es hora de no hacer.

De contemplar orgulloso la creación.

Pero la suerte la hizo imperfecta.

Quiero destruir la tierra.

Desidioso, creo al hombre, a mi imagen y semejanza.

Nunca le ayudaré.

Me odio a mi mismo.

J.J.AGUILERA

* 1 er Premio en el III Certamen de
Microrrelatos de San Fernando. El
comienzo: “La noche cae, brumosa ya y
morada” era un requisito para el concurso.

Be the first to comment on "Palabra de Dios"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*