Postureo

0 Minutos de lectura

 

Por mucho que te muestres picassiano,

te dibujes en nítido contraste,

traces tu línea limpia, contundente;

hasta logres la milagrosa gracia

de lo simple en tu retorcimiento

y, como aquel que no quiere la cosa,

sugieras hasta más de lo que piensas…

Es que no va a servirte para nada

reivindicar el nombre de cabello.

Te barreré con todos los demás

que hay en el suelo,

pelo.

Mercedes Gascón Bernal

 

Compartir entrada:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *