Tiempo de luces

0 Minutos de lectura

 
 

Tiempo de luces

Siempre he temido la maquinaria en que habito

y esos pies que se desplazan por miedo al destello.

Las Hormigas de oro junto a los ríos de monedas

perpetúan el tiempo de los bolsillos oscuros.

La vacía levedad es apartada por los querubines,

cuyas gargantas de corcho afilan la noche.

Los edificios presencian la muerte de lo oscuro,

el cruel duelo de golondrinas y grillos,

y se culpan por erigirse tan altos.

No soporto ser mi sombra hundida,

torcer mis tobillos en cada farola,

presentir la mañana que no llega.

Siempre he temido la maquinaria en que habito.

Y me pregunto si realmente soy mi tiempo,

si los relojes fueron seres iluminados.

 
 

Imagen: Begoña Molina Prieto (Ikaria Fotografía)

Texto: Jesús Salazar Fenoy

 
 

Compartir entrada:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *